CARIBE

Un viaje para vivirlo con los 5 sentidos

AUTOR: Faride Haydar del Castillo

Mi esposo y yo planeamos nuestro viaje a La Guajira en el mes septiembre e íbamos con una maleta repleta de muchos deseos y muchas ganas de conocer este inmenso desierto.

La primera parada en este paradisíaco destino de nuestra Colombia fue en Riohacha, punto de encuentro donde iniciaría una aventura repleta de bienestar, paisajes inolvidables y una armonía perfecta.

Carretera destapada

En nuestro caso viajamos con una agencia que nos ha organizado nuestros viajes y nos gusta porque incluye las comunidades locales dándole oportunidades mientras fomenta el cuidado de la biodiversidad.

Desierto de la Guajira

Comparando precios nos salió casi igual que si lo hubiéramos hecho nosotros mismos y el itinerario fue perfecto, yo les recomiendo revisar opciones antes de aventurarse solos; así como decidir si se hospedan en chinchorros o en camas pagando un adicional (si no sabes dormir en hamacas es lo mejor, pues el viaje exige que estés descansado para que lo disfrutes).

La Guajira

Una aclaración: todos los días es obligatorio que te detengas a apreciar los amaneceres y atardeceres Guajiros.

Atardecer en la Guajira

ITINERARIO QUE RECOMIENDO

Hablemos entonces de lo que hicimos y lo que no puedes perderte en tu viaje a la Guajira:

DÍA 1: DESDE RIOHACHA VIAJE A LA GUAJIRA, A LA ALTA GUAJIRA

¡Ni pienses ir en tu carro!, la aventura se debe hacer en 4×4 y con personas que conozcan el desierto, pues las carreteras están marcadas solo por las huellas de quienes lo viven o transitan en el día a día.

Antes de partir llegamos a Uribia a recargarnos de agua y mekatos para ir entregando en el camino a los niños wayúu que hacen retenes para que transites por sus tierras, aquí va la primera advertencia: NO les des dinero.

-> Descubre cómo llegar a Punta Gallinas por tu cuenta.

Artesana Wayuú

Desde Riohacha hasta Nazaret nos demoramos como 8 horas pero debo reconocer que parábamos en cada lugar a tomar fotos y sentir el desierto. Al llegar nos encontramos con las siguientes palabras: Antüshii jia (bienvenidos), un preludio de lo que viviríamos en este oasis en medio del desierto.

Vegetación del desierto de la Guajira
Cactús en el desierto de la Guajira
En Nazareth nos hospedamos en la Rancheria Mulamana, que hasta piscina tenia, algo que nos sorprendió en el desierto y nos ayudó a refrescarnos.

DÍA 2: LA MACUIRA

El Parque Nacional Natural Macuira nos recibió un guía local que nos instruyó y llevó a través de caminos repletos de tranquilidad y tradición Wayúu.

Camino lleno de chamizos

Nuestra caminata solo llego hasta el medano Aleewoulo (más o menos 3 horas de caminata ida y regreso), una vez ahí no querrás irte, la vista es impresionante. Si tienes tiempo completa el recorrido hasta Siapana, es una caminata como de 10 horas pero me dicen que vale la pena.

Parque Nacional Natural Macuira
Parque Nacional Natural Macuira

En nuestro caso había que seguir, pues nuestro próximo destino sería Punta Gallinas y llegamos justo a tiempo para conocer el Faro, sentir el mar y luego degustar una deliciosa cena en nuestro hospedaje.

Valle de los deseos, un imperdibe en el viaje a La Guajira
Faro de La Guajira

Para finalizar la noche te recomiendo disfrutar del cielo estrellado en medio de una paz absoluta. Aquí viene la segunda recomendacion: no pienses en dormir mucho en tu viaje a La Guajira, este es un lugar que se disfruta de día y de noche.

*Nuestro hospedaje fue la ranchería de Luz Mila.

Desierto de La Guajira

DÍA 3: DUNAS DE TAROA

Un lugar que si o si debes visitar. La caminata puede llegar a ser dura por el sol y el viento, pero todo valdrá la pena. Al final encontraras un enorme mar que te espera para refrescarte. Si quieres divertirte puedes subir las dunas y hacer ángeles en la arena y luego rodar hasta llegar a la playa.

Dunas de Taroa

Después puedes regresar al hospedaje y hacer una caminata en medio de los sonidos del mar y del desierto o tomar una lancha que te lleve a ver el desierto desde un nuevo punto de vista.

Cangrejo sobre la arena

DÍA 4: CABO DE LA VELA

En este punto de tu viaje no querrás irte, pero créeme que es necesario que continúes, pues el próximo destino lo merece. Pasaras por el parque Eólico y puerto Bolívar hasta llegar al lugar sagrado de los indígenas: Jepirra. Su inmensidad y serenidad te llenara de paz.

Sombra de personas sobre duna de taroa
Rancheria Utta

Nuestro hospedaje fue en la Rancheria Utta, pero hay muchas opciones, si tienes tiempo practica kitesurfing

DÍA 5: PILÓN DE AZÚCAR

Este balneario te ofrece unas aguas cristalinas y una vista inolvidable. En este punto a nosotros ya nos tocaba retornar, pero nuestros amigos continuaron visitando camarones y una ranchería donde aprendieron más de la cultura Wayúu.

Cerro Pilón de azúcar

En mi lista he nombrado los puntos más importantes que debes conocer, pero en tu recorrido te encontraras con Bahía Hondita, Bahía Portete, las rancherías Unión y Buenos aires, playas del Ojo de Agua, playas de Mayapo, Manaure y el mejor desierto; haz una pausa para apreciar y conocer más de ellos.

CONSEJOS PARA DISFRUTAR TU VIAJE A LA GUAJIRA

Mis recomendaciones si planeas armar tu viaje a La Guajira son sencillas:

1. Camina sin zapatos. No quiero decir que todo el tiempo, pero detente un rato y deja que tus pies sientan las texturas de la arena, las piedras, la sal, el agua y las marismas, será tanta la energía que quedaras recargado por meses.

Letreto de bienvenidos

2. Permite a tu retina hacer clic. Disfruta el cielo, el mar, la vegetación, la gente. La desconexión será total y tu cerebro activará zonas que hacía muchos años no trabajaban.

Paisaje de la Guajira

3. Deja que tu nariz sienta todos los olores. Desde la comida hasta el aire todo tiene un aroma diferente en la Guajira. Cuando estés recorriendo el desierto aspira profundo y grábate el aroma de la arena que vuela en el viento, el suelo seco y cuarteado, el mar del Cabo de la Vela, Bahía Hondita y Punta Gallinas (luego me cuentas a que olía cada uno), olfatea el cactus, las aves, los chivos, la gente. Todo es distinto en este bello paraje Colombiano.

Camino desertico

4. Saborea todo. La comida es deliciosa, pero el aire y el mar tienen un sabor distinto. Haz el intento 😉.

Oasis en medio de la Guajira

5. Escucha el amanecer y el atardecer. Cuando el sol quiere salir emite un sonido hermoso que acompañado del canto de las aves se convierte en una sinfonía. También el atardecer te dejará encantado. Cuando la luna y el sol lloran porque no se pueden tocar, se siente la conexión entre ellos y su amor a pesar de la distancia, por eso el cielo se tiñe de bellos colores, pues entre ellos se envían mensajes para mantener vivo su amor. Créeme sentirás esa fuerza entre el sol y la luna.

Aves en el cielo

6. NO REGATEES. Por más tentador que sea, no le pidas rebaja a las indígenas, compra sus mochilas y manillas al precio que ellas te piden, su trabajo no tiene precio, pues conservan la tradición de su pueblo a través de sus manos, ahorra en todo menos en eso.

7. Si comes carne, olvídate de comer tortuga. Prefiere el chivo.

8. No des dinero a los niños.

Bote anclado

9. Y por último disfruta y #RespiraVerdecito

Bueno mi querido travelgrafo, ahora depende de ti iniciar esta nueva aventura que te hará salir de tu zona de confort y vivir a plenitud tu viaje a la Guajira.

 

-> ¿Qué visitar en el caribe colombiano? Mompox, Punta Gallinas, Capurganá, Parque Tayrona, Archipiélago de San Bernardo, Ciénaga, Bomba, Usiacurí, San Benito Abad, San Onofre y Rincón del Mar.

Faride Haydar del Castillo

Faride Haydar del Castillo

Amante de Colombia, sus tradiciones, fauna y flora y su gente y recientemente colaboradora de travelgrafia.co

Creo que viajar es una experiencia que te ayuda a redescubrirte y comprender la verdadera felicidad. Por ello te invito a que hagas una lista de tus deseos y procures cumplirlos, así sea un deseo por año (si puedes más mejor) lo importante es que salgas a respirar verdecito, no tienes que ir muy lejos, probablemente tienes cerca lugares que aún no has descubierto.

Por ultimo te invito a que aprecies el turismo local, ese que incluye a los pobladores y protege la diversidad de la zona.

Nos vemos en mi instagram @faridehaydar

-> Nueva tienda online 30% dcto <-
[x]