MONTAñAS

El Valle de Tenza, Boyacá

AUTOR: Rafael Angulo

Hace un par de semanas me animé a conocer una región llamada el Valle de Tenza que en lengua muisca significa «Rey de los Vientos», ya había oído hablar de la vía que llega hasta el muro de la represa de Chivor y sus túneles. Esta vez mi motivación (debo confesarlo) es un concurso de fotografía, así que podía cumplir dos objetivos, conocer esta área y participar del concurso y tal vez ganar algún premio. El recorrido duró día y medio y como siempre hizo y hará falta tiempo.

 

Salí (con una gran amiga) casi temprano de Bogotá por la autopista norte hasta la represa de Sisga, después de pasar el puente a unos cuantos metros adelante hay una vía a la derecha por ahí se ingresa al valle de Tenza, hasta ese momento la cosa pintaba bien, pero un kilómetro adelante llegó la lluvia, lo bueno fue que así como llegó de improviso así se fue.

 

 

  • Machetá, Cundinamarca.

 

La primera parada fue antes de Machetá, Cundinamarca, donde observamos las primeras nubes de la mañana pasearse por las faldas de las montañas y una panorámica de este pueblo donde (como en la mayoría de pueblos) sobresalen su enorme iglesia de dos torres dedicada a Nuestra Señora de la Candelaria, ya en el pueblo dimos una vuelta alrededor de la plaza principal, aun no había mucha actividad en sus calles, en buena parte del pueblo se mantiene la arquitectura antigua, grandes casonas en tapia de dos pisos, con balcones en madera y techos en teja de barro.

 

 

Vamos con rumbo al siguiente pueblito que se nos apareciera en el camino, no sin antes hacer varias paradas deslumbrados por el paisaje del cañón del río Machetá, en este sector el río se adorna con enormes rocas y pasos rápidos de su cauce. Las montañas emergen con fuerza dejando ver claramente las formaciones o capas que las componen.

 

 

  • Rio Macheta, Cundinamarca.

 

Después de casi 30 km llegamos a Guateque (Boyacá), un pueblo bonito, su arquitectura antigua también se conserva (al menos cerca al parque principal), llegamos después de la misa de mediodía y la iglesia ya estaba cerrada, en Machetá tampoco pudimos entrar a la iglesia porque estaban celebrando misa. Acá el clima ya había mejorado y el calor llegó, hicimos varias fotografías, nos refrescamos y descansamos un rato en el parque principal.

 

 

  • Guateque, Boyacá. 

 

Continuamos nuestro recorrido hacia la represa de Chivor y los túneles que tanto me habían nombrado. Debo decir que después de Guateque la vía se transforma en una colcha de pavimento, polvo y huecos, un sufrimiento para los amortiguadores y en casos extremos los riñones.

 

Más adelante al hablar con la gente de la región supe que esa era la antigua vía al llano, hoy en en estado deplorable y como la historia de mi Colombia se repite nos contaron que la plata para su recuperación se ha perdido muchas veces, es una verdadera lástima que esta hermosa región como muchas en Colombia no pueda aprovechar su potencial turístico al 100%.

 

 

  • Tunel represa Chivor.

 

Pero como no todo es malo y lo bueno siempre será mejor, llegamos al primer túnel, los túneles de este sector son antiguos, no tienen recubrimiento en cemento la roca está a la vista, el agua escurre y cae desde el techo, al otro lado la luz se va acercando y llegamos a Las Juntas. En este punto hay un puente donde el río Garagoa desemboca en la represa de Chivor y las aguas calmadas permiten la presencia del Buchón de agua que le imprime una belleza única al paisaje.

 

 

  • Buchón de agua, río Garagoa y represa Chivor.

 

En adelante hasta el muro de la represa el paisaje es definitivamente hermoso, la vía va por el borde oriental, el agua fluye en todas sus manifestaciones, río, quebradas y pequeñas cascadas que reflejan el arco iris, ya en el muro los soldados que cuidan esta infraestructura nos indicaron como llegar hasta la Cascada la 70, un túnel más y wow que espectáculo!!!

 

Hermosa, hermosa, hermosa, no es fácil describir la sensación de estar allí, nuevamente la naturaleza nos muestra lo inmensa que es y lo insignificante que somos.

 

 

  • Represa Chivor, Boyacá.

 

 

  • Cascada La 70, Chivor, Boyacá.

 

Ya eran casi las 4:30 pm y el objetivo en mente era un buen atardecer, habíamos pasado la entrada a un pueblo llamado Macanal (Boyacá) y decidimos que sería un buen punto para lograr una buena toma, efectivamente logramos llegar a tiempo a este pueblito ubicado sobre la cordillera oriental y pudimos contemplar un bello atardecer y el juego de las nubes posándose sobre las cimas de las montañas como si estuvieran buscando un descanso. Nuestro día terminó en Garagoa (Boyacá) y esa noche nos encontramos con otra apasionada y aficionada a la fotografía, la Krespa.

 

 

  • Atardecer en Macanal, Boyacá.

 

El segundo día estaba nublado, hicimos varias tomas en la catedral con dos torres altísimas, desayunamos y tomamos carretera (realmente trocha) hacia Tenza, por el camino un anciano campesino nos hizo señal para llevarlo, paramos, se montó y empezó para nosotros la mejor parte del viaje, era Don Carlos con 80 y algo más de años, ojos claros, piel blanca, manos grandes y palabras benditas, hubiera sido un error no haber parado.

 

 

Don Carlos nos contó de su vida, la vida del campo, dijo que el campo era muy bueno y agradecido para trabajar en el, pero que acaba mucho a las personas.

 

Llegamos a Tenza y queríamos dejarlo en la capilla donde iba a buscar clientes para negociar su café y resultó que la Capilla era un municipio donde se apareció la virgen de la Candelaría. Gracias a don Carlos pudimos conocer un municipio que no teníamos pensado visitar, allí compartimos el día del mercado donde los campesinos llegan a ofrecer sus productos agrícolas y a vender sus reses, una experiencia única, la gente muy hospitalaria, sencilla y amable.

 

 

  • Garagoa, Boyacá.

 

 

  • Don Carlos

 

 

  • Plaza principal La Capilla (Boyacá)

 

Regresamos a Tenza, para mi uno de los pueblos mas bellos de Boyacá, sus casas aun coloniales conservan sus paredes blancas con puertas y balcones verdes, la iglesia es una enorme mole de piedra con dos torres y una cúpula central, su altar tiene una bóveda con un Jesús resucitado y la cúpula está pintada con un cielo lleno de nubes, estrellas y la luna, una verdadera obra de arte.

 

 

  • Iglesia de Tenza, Boyacá.

 

Con este pueblito terminó nuestra travesía por el valle de Tenza, queda aun mucho por conocer pero el tiempo era corto y tratamos de conocer la mayor cantidad. Solo nos quedo devolvernos con la felicidad de haber conocido otra belleza de nuestro lindo país Colombia. Hasta una nueva travesía.

 

Rafael Angulo

Rafael Angulo

Bucaro, apasionado por la fotografía y la naturaleza, Colombia es rica en ella y no me canso de descubrirla. Nada te da más paz que sonido del agua, las aves y el viento, y la fotografía me ha permitido conseguir esa paz.

Me gustan muchas cosas especialmente compartir un buen trago con amigos, oír los merengues con los que aprendí a bailar. Gocémonos a Colombia es nuestra!!!

Instagram: @rafaelangulo