MONTAñAS

Cómo Anolaima me cambió la vida

AUTOR: Juan Pablo Dueñas Báez

No tenía ni idea de la existencia de Anolaima, seguro había escuchado su nombre alguna vez vagamente, era tan extraña y tan nueva la palabra Anolaima para mí que la primera vez que intenté ir lo confundí con Anapoima.

En ese momento de confusión no imaginaba que esa palabra iba a cambiar mi manera de ver al mundo y de vivir un lugar.

Vegetación de Anolaima

Llegué a Anolaima por invitación de un amigo que se fue a vivir del todo allá con su familia, aún hoy siguen allí haciendo su proyecto de vida y fortaleciéndolo cada vez más; él es un amigo y excompañero que me propuso trabajar en un proyecto que le surgió estando allá, la propuesta era que me mudará aproximadamente un mes y lo trabajara desde allí, en una zona rural de Anolaima sin acceso a internet y con límites en la señal del celular, de entrada, me sonó un poco loco, pero accedí.

luz en la oscuridad

A pesar de que siempre me gustó la naturaleza el cambio fue algo duro, como un usuario regular del celular y equipos tecnológicos estaba habituado al uso constante de estos aparatos, como allá no había señal para celular, mucho menos Internet, el síndrome de abstinencia me empezaba a sacar factura.

Perro tomando agua de una quebrada

Al pasar los días no tuve más remedio que dejar el celular a un lado, empecé a levantar la cabeza y mirar lo que me rodeaba, a usar mi cuerpo como nunca lo había hecho, estaba en un lugar increíble.

Zona rural de Anolaima

No podía creer el privilegio que tenía al despertarme todos los días con esos sonidos y esas postales de otro mundo, el simple acto de bajar naranjas para el desayuno se volvió algo gratificante, útil y fue ahí donde me empecé a dar cuenta que las prioridades y preocupaciones que tenía en la ciudad estaban sobredimensionadas.

Densa neblina

Entonces un mes en Anolaima se volvieron dos, en parte porque el proyecto se alargó y en parte porque empezaba a sentirme completo en ese lugar, de dos meses pase a tres y mis días no se podían asemejar más a la idea que yo tenía de un paraíso, todos los días compartía con el ser más hermoso, un perro que se llama Bax y con esta bonita familia (la familia de mi amigo) que me abrió las puertas de su corazón.

Noche estrellada

Ellos fueron definitivos también en este proceso de cambio, en ese tiempo alternaba mis labores de diseñador gráfico con labores de campo, caminatas a la quebrada y demás zonas rurales aledañas, para enviar los avances del proyecto que estábamos haciendo teníamos que ir al pueblo que queda a una hora a pie de ese lugar.

Cae la noche en Anolaima

Entonces la dinámica de vida la vi de otra manera, la sentí de otra manera, todo se vio diferente desde esa perspectiva, donde el cuerpo era protagonista y lo verde empezó a crecer en mí, el sedentarismo era cosa del pasado, curó cosas que mi corazón no sabía que estaban dañadas, tenía conversaciones matutinas con árboles gigantes y cosas como el despegar de una luciérnaga tomaron la trascendencia que debía, reemplazando mis viejas prioridades, definitivamente ese lugar cambió mi percepción de ver y vivir un lugar.

Noches en medio de la naturaleza
Pequeño bicho sobre mi dedo

Finalmente fueron 7 meses los que viví y conviví en Anolaima, y ya no me veo de la misma manera ni veo la naturaleza de la misma manera, ahora quiero explorar lugares, conocerlos y vivirlos cada vez que puedo.

Explorando la naturaleza con Bax, el perrito

Regresé a Bogotá porque todo el cambio me llevó a querer emprender nuevos estudios e interesarme más por la fotografía, pero cada vez que puedo regreso a visitar este paraíso en la tierra, a mis nuevos amigos del alma y por supuesto a Bax!

OTROS LUGARES CERCA A ANOLAIMA CUNDINAMARCA

El Valle de Tenza, Parque Natural Chicaque, Parque Natural Chingaza, Choachí en bicicleta, el Salto de Tequendama, Monguí, La cascada la Chorrera, Parque Verde y Agua, Guaduas y la Laguna de Siecha

Juan Pablo Dueñas Báez

Juan Pablo Dueñas Báez

Mi nombre es Juan Pablo Dueñas Báez, soy diseñador gráfico especializado en creación de logos, eventualmente hago ilustraciones pero últimamente me he dedicado a hacer fotografías, al principio de manera aficionada pero empecé a estudiarla porque hay mucho que aprender y quiero seguir explorando lugares e historias a través de ella.

-> Regístrate <-
[x]