MONTAñAS

Los caminos inexplorados del Huila

AUTOR: Tomás Pinzón

Siempre he defendido la idea de que para amar a Colombia debemos recorrerla. Buscando nuevas joyas escondidas por explorar fue como llegue al Huila. Este departamento conocido por su producción arrocera es mucho más que solo eso.

Cactus almohada de suegra

Su ubicación entre dos cordilleras y el valle del Río Magdalena junto con su historia cultural hacen del Huila una mezcla de lugares y aventuras sin igual.

Para llegar al Huila desde Bogotá puedes elegir entre dos carreteras: una pasando por La Mesa y la otra por Fusagasugá.

Caminos del Huila

Ambos caminos quedan en Cundinamarca y se juntan cerca de Girardot donde debes seguir un camino que cruza el departamento del Tolima y finalmente llegar al Huila. Para mí una de las mejores razones para viajar por Colombia son sus carreteras.

Serpenteando en una pequeña caja de metal puedes admirar las imponentes montañas de los Andes en todo su esplendor y si pones mucha atención, por esta carretera al Huila podrás observar loros verdes observándolos desde un árbol cercano.

Ave sobre cactus

Nunca es muy placentero toparse con un trancón en la carretera. Sin embargo, no desesperes y aprovecha la oportunidad para apreciar el paisaje que tienes a tus lados.

Después de unas horas de camino, comenzarás a notar que las empinadas montañas comienzan a dar paso a unos amplios pastizales y las curvas de asfalto se vuelven rectas que parecen infinitas. Esto para mí, marca la llegada al valle del Río Magdalena y la entrada al Tolima.

Catedral en la plaza principal de Espinal Huila
Catedral en la plaza principal de Espinal

En este punto seguro estarás apeteciendo algo de comer, sea un desayuno, onces o hasta un almuercito.

Recomiendo que pares en un municipio llamado Espinal, te tomes un momento para caminar su plaza principal y comer alguna delicia frita acompañado de una avena.

Perro callejero

Como en toda plaza municipal de Colombia, nunca faltan los perros mirando con antojo la comida de los visitantes de su ciudad.

Finalmente comenzamos a ver unos avisos en la carretera llamándonos a nuestro primer destino Opita (gentilicio del Huila): el Desierto de la Tatacoa.

Carretera principal al Desierto de la tatacoa Huila
Este paisaje nos recibió al salir de la carretera principal hacia el Desierto de la Tatacoa

Entonces, salimos de la carretera principal pavimentada hacia una carretera un poco más agreste y destapada.

CONSEJO DE VIAJE #1 – VISITA EL DESIERTO

Si estás viajando en una camioneta 4×4, gira desde la vía a Neiva por cualquier aviso que te indique el Desierto de la Tatacoa. te aseguro que disfrutarás del camino menos transitado y pasarás tu camioneta por lugares increíbles y recónditos.

Camino del desierto de la Tatacoa

Si viajas en un automóvil de baja altura y no estás dispuesto a desenterrar tu carro del lodo o correr el riesgo de dejar alguna parte por el camino, sigue la carretera pavimentada hasta llegar a Neiva y luego sal hacia Villavieja «el municipio de la Tatacoa». Tu mecánico te lo agradecerá.

Valle de los sueños Huila

Al no conocer bien los caminos del Huila, nos aventuramos por esta carretera pasando por túneles inundados, rebaños de chivos en el camino y pequeños caseríos que parecían sacados directamente de un libro de Gabo: una sola calle de casas donde se ven grupos de mariposas amarillas sobrevolando frente a los pórticos donde todos los habitantes miran los autos pasar.

Camino al municipio de la fortuna Huila
En uno de los caminos poco transitados cerca al municipio de La Fortuna, encontré a este hombre tranquilamente montando bicicleta con rumbo fijo pero sin afanes

Después de 4 horas de trocha recorriendo lo que los locales llaman El Anillo al Desierto «en el Nissan AD Wagon del 98′ en el que íbamos y que por supuesto no estaba equipado» logramos llegar al desierto de la Tatacoa

Paisaje del Huila

Aquí te dejo mis recomendaciones:

¿QUÉ HACER EN EL DESIERTO DE LA TATACOA?

Lo que más recomiendo es que contrates un guía que te muestre todos los puntos de interés del desierto. Él muy amigablemente te explicará todo sobre su geología, historia y naturaleza. Estos guías cobran entre $80.000 y $120.000 COP por grupo.

El tour completo dura entre 4 y 5 horas.

Desierto rojo

Otro de los parches es ir al observatorio por la noche, entre las 7 y 9 p.m. todas las noches, para que te hagan una gran explicación sobre las estrellas y del cielo nocturno, valor $10.000 COP por persona.

Paisaje nocturo en el desierto

Visita el tranquilo municipio de Villavieja a orillas del río Magdalena, quedá a media hora del Desierto en el camino hacia Neiva. Un gran lugar para pasar un rato y comer un helado.

Plaza principal de Villavieja

¿DÓNDE HOSPEDARSE?

Puedes conseguir hospedaje en lugares que incluya alimentación o llevar la propia, por lo general las personas son muy cálidas y amables al prestar el servicio.

Piscina los Hoyos

Por si esto te interesa, algunos hospedajes cuentan con piscina, el rango de precios va desde los $8.000 COP en zona de camping hasta $30.000 COP por persona la noche.

Hospedajes recomendados: Dunas de Tatacoa, Noches de Saturno y el rincón del Cabrito.

¿QUÉ COMER EN EL DESIERTO?

No te puedes ir del desierto sin probar una porción de cabrito asado, un refrescante granizado de cholupa y los jugos hechos con cactus nopal.

Cactus nopal
Cactus Nopal

CONSEJO DE VIAJE #2 – NAVEGA EL MAGDALENA

Pregúntale a los locales por direcciones hacia el río. Ahí encontraras una rampa de concreto con unas pequeñas lanchas de color azul que por $8.000 COP te llevarán a dar un paseo por el caudaloso río Magdalena, y te ayudarán a avistar las iguanas tomando el sol en las ramas cerca de la orilla.

Río Magdalena
Iguana acostada sobre una rama

A 3 horas de Villavieja, nos estaba esperando el municipio de Paicol, uno de los más viejos de Colombia. Acá hay planes para todos los gustos, desde rafting hasta nadar en una paradisíaca cascada.

Iglesia de Paicol Huila

Si decides ir a Paicol, contacta a Yamileth de Brisas de la Motilona el día anterior, su número de celular es 314 2574 863. Ella te dará toda la información que necesitas y te acompañará en un recorrido por la cueva Caja de Agua, la cascada la Motilona y el rafting en el río.

Cascada la Motilona

CONSEJO DE VIAJE #3 – VISITA BETANIA Y SAN AGUSTÍN

Estén muy atentos en el camino por los avisos que indiquen el Mirador de Betania. Es un paradero con una vista sensacional de las montañas y la Represa de Betania.

Paisaje mirador de Betania Huila
Paisaje Mirador de Betania

Emprendimos nuestro camino de nuevo, esta vez con el ojo en un destino al que había querido ir desde pequeño: San Agustín. El camino es largo pero vale la pena.

Parque Arqueológico San Agustín Huila

En San Agustín te recomiendo hospedarte en el Hotel Casa de Nelly, un pequeño hospedaje fundado por una viajera francesa hace casi tres décadas en medio de coloridos jardines frutales y guaduales.

Ahí también te ofrecerán toda la información turística y guías para que puedas conocer las ancestrales estatuas de la cultura San Agustín en el Parque Arqueológico y en el Alto de los Ídolos.

Fuente lavapatas en el parque arqueológico San Agustín

A las afueras de San Agustín en la carretera que conecta con San José de Isnos se encuentra el Estrecho del Magdalena. Es aquí donde el caudaloso y ancho río que navegamos cerca de Villavieja se comprime a un ancho de solo dos metros.

Te aconsejo que lo visites, es paso obligado para todos los que van a San Agustín.

Estrecho del Río Magdalena

Nuestra partida de San Agustín marcó la conclusión de esta aventura.

Después de recorrer el Huila nos vamos enamorados de sus paisajes, su gente y sus caminos. Este departamento está lleno de pequeñas joyas y recovecos esperando a ser descubiertos por los viajeros y aventureros que se atrevan a darle una oportunidad de la cual no se arrepentirán.

OTROS DESTINOS RECOMENDADOS CERCA AL HUILA

-> La Cueva de los Guacharos entre Huila y Caqueta
-> Parque Arqueológico San Agustín
-> Guía de viaje al desierto de la Tatacoa

-> Honda y Santa Isabel en el Tolima

Tomás Pinzón

Tomás Pinzón

Tomás Pinzón es un amante de los viajes y la fotografía. Es apasionado por los destinos Colombianos y todo el potencial natural y cultural que tienen por ofrecer.

Es un firme creedor que para amar a Colombia hay que recorrerla y aprovecha cada día para mostrar lo mejor del país en su blog de Instagram @tompinzon

-> Regístrate <-